jueves, 10 de abril de 2008

Gorrillas

Seguro que casi todos sabeis quienes son estos personajillos que pululan por las grandes ciudades que cuidan amablemente tu coche a cambio de una limosna. Y procura pagar el "ticket" porque puede que cuando vuelvas te encuentres un bonito rayón, una ventana rota, o un espejo retrovisor mas pa´llá que pa´ca.
Pues bien, os cuento lo que me pasó ayer. Llego a mi barrio (que por desgracia está muy cerca del recinto de la Feria de Sevilla) y veo como en todas las esquinas hay uno o dos gitan@s esperando a que la gente aparque el coche para cobrarle el susodicho pago.

Como estaba lloviendo me resigno y decido dejar el coche allí. Saco de la cartera una moneda de 50 centimos y cuando salgo del coche me encuentro una niña gitana, de no más de 6 años, con la mano abierta esperando el dinero. Le doy la moneda, y tras ojearla me dice (en un acento típico de Cruz y Raya que casi ni entendí) "¿50 ceentimos?Como pooco me tiines que dá 2 euroos". Imaginarse la cara que se me quedó.Sabiendo que no tenía más monedas sueltas intenté explicarle a la niña (mientras la que supongo que era su abuela y sus hermanos miraban la escena) que vivía allí y que no tenía nada más. Pero la niña seguía con lo suyo: "daarme más dineerooo"; a lo que contesto que 50 céntimos está más que bien. La niña miró a la vieja y, tras hacerle un gesto, se fue. Y yo hice lo mismo.

Esta mañana no he ido al trabajo en mi coche, y como estaba lloviendo no he podido comprobar si la "graciosa" niña o alguno de sus hermanos se divirtió tirando piedras o rallando mi C4. Espero tener suerte y no encontrarme nada extraño.

0 divagaciones mentales: