miércoles, 6 de agosto de 2008

Un río con vida

Hablar de Sevilla es hablar del río Guadalquivir, y hablar del río Guadalquivir es hablar de Sevilla. Éste es el río más importante de Andalucía, pero en Sevilla es algo más: Auna la historia y la vida de la ciudad, está presente manifestaciones artísticas, parte ciudad en dos (Sevilla y Triana), sus puentes relacionan ciudad y río, etc.

Por la cantidad de embalses contruidos en las cercanías de la provincia de Sevilla, y por la escasa pendiente que sufre su caudal desde Alcalá del Río hasta su desembocadura, el Guadalquivir sufre el efecto de las mareas (con las veces que yo me he preguntado porqué en algunos periódicos se indicaba la bajamar y la pleamar en Sevilla) Es por este hecho tiene consecuencias muy beneficiosas, y es el causante de que en ocasiones, al cruzar alguno de sus puentes, parezca que el río "sube" corriente arriba.

Pero todo no van a ser cosas positivas. El Guadalquivir tiene carácter torrencial: Su caudal varía de 1 a 1000, dando subidas de 1 metro cúbico por segundo hasta 6000. Es por esto la larga y triste historia de inundaciones de la ciudad a lo largo de los siglos.

Para solucionar estos problemas, durante los últimos cien años, se han realizado modificaciones importantes en su cauce:

1. La Corta de Tablada eliminó algunos codos del río acortando su longitud en 4 km. Se contrulló el muelle de Tablada y el puente levadizo de Alfonso XIII (actualmente en desuso)

2. Las obras para convertir el puerto en una dársena donde no influyeran las crecidas.

3. El Tapón de Chapina cerró el río histórico abriendo un nuevo cauce desde Triana hasta San Juan de Aznalfarache

4. La Corta de la Cartuja con la que definitivamente se defendió la ciudad de los ataques del río., y con la que se partió definitivamente en dos: El río histórico y el río vivo; entre los que se forma la Isla de la Cartuja.

Los puentes de la ciudad también han evulucionado y crecido a lo largo de los años; desde el Puente de Barcas (único puente hasta 1852) hasta los que se construyeron con ocasión de la Exposición Universal del 92 (La Barqueta, Las Delicias, El Alamillo...).

En definitiva, el Guadalquivir, un río con vida...

¡Chaito y sed buenos, si podéis!

4 divagaciones mentales:

Mastropiero dijo...

Evidentemente no soy un erudito en el tema ni mucho menos. Sólo tenía curiosidad de el porqué hay días en el que río parece que sube curso arriba, y buscando información sobre este tema me empapé un poco de la historia del Guadalquivir a su paso por Sevilla y he querido compartirla con todos vosotros.

Si alguien conoce mejor el tema y quiere dar alguna explicación más, estaremos encantados de que lo haga.

Chaito!

J. Ángel V. Domínguez dijo...

Que maravilla!!! Solo paseando por sus orillas o cruzando por alguno de sus puentes se observa la mejor de las estampas.

Mastropiero dijo...

A j. ángel v. domínguez: Cómo sabía yo que te iba a gustar...

Luz de Gas dijo...

Correr por su orilla cuando cae el sol es una delicia