jueves, 18 de septiembre de 2008

Al rescate

Menos mal que, pase lo que pase, siempre tendremos a los gobiernos para ayudarnos; y además de una forma desinteresada. Digamos que son como una mezcla de super-héroes, ONGs, boy-scouts, buen samaritano y Cáritas juntos, y además con chaqueta. ¡Qué nivelazo!

Si un gran banco o una gran aseguradora está punto de caer en quiebra, ahí están los gobiernos para nacionalizarlos o prestarles el dinero que necesiten, ellos son así buenos.

Si la bolsa sufre una caída en picado a nivel internacional, ahí están los gobiernos para inyectar miles de millones en el mercado, ellos son así de generosos.

Si un pobre ciego intenta cruzar una avenida sin perro lazarillo, ahí están los gobiernos para cogerlo del brazo y llevarlo a la otra acera.

Si una gatito se queda atrapado en lo alto de la copa de un árbol, ahí están los gobiernos para subir a por él, y si hace falta llevarlo al veterinario.

Si una ancianita va cargada con las bolsas del súper a su casa, ahí están los gobiernos para ayudarla con todos los trastos, ordenarle los productos en la casa y darle un buen masaje a la señora por el esfuerzo.

...

Así podemos encontrar miles de ejemplos cotidianos en los que los gobiernos salen al rescate de todos los ciudadanos del mundo, sea cual sea su problema. ¡Y si no es así, que venga el Dios más malo del Olimpo y me estire de los pelos del coraje!

¡Chaito y sed buenos, si podéis!

3 divagaciones mentales:

Luz de Gas dijo...

Y que no falte

Anónimo dijo...

ha bajado ya hades del olimpo para tirante de los pelos???

Mastropiero dijo...

A luz de gas: ¿Tú crees que algún día faltará?

A anónimo: Creo que se ha encontrado caravana bajando. Por si acaso me los voy a recortar ;)