sábado, 27 de septiembre de 2008

Arreglando el mundo (y II)

Como prometí (no os acostumbráis a que cumpla mis promesas), vamos a seguir dando propuestas para hacer de este mundo un lugar mejor. A ver si entre todos lo conseguimos:

4. ¿A quién no le gusta las crocletas de nuestras madres? Sus picadillos, sus pimientos encurtidos, su pollo en salsa, sus cocidos...¡sus tortillas de patatas! Desde hace ya tiempo existen la Thermomix o la Chef2000, esos robot de cocina que son como la chacha: tienen lista la comida que pidas a la hora que quieras, pero les falta ese puntito que le dan nuestras madres a los platos. Para arreglarlo propongo desarrollar un chips para grabar las dotes culinarias de las madres, y ponerlo en estos aparatitos, así todas las comidas serán como las de casa. Habrá que tener cuidado, no vaya a ser que nos pasemos con el chip y la maquinita nos diga: "¡No me picotées entre horas que luego no me comes!", "¡Esos relingajos también se comen, sólo son acelgas!", "Veeenga, una cucharadita más", "¡En esta casa se come a las 2 en punto, ni un minuto más, ni un minuto menos!"...

5. Ahora que comienza el tiempo de las lluvias, ¿nadie se ha dado cuenta que el paraguas es uno de los peores inventos de la humanidad? Se dan la vuelta y se rompen con el más mínimo viento, las varillas se parten sólo con abrirlos, te mojas todo (sobre todo los pies) menos la cabeza, al llegar a casa pones el suelo pingueando...y lo más importante, ¡se pierden solos (en esto son especialista los niños)! Creo que estaría bien que las mentes pensantes de este mundo se unan para hacer algo al respecto, ¿no creéis? Que se dejen buscar soluciones a la crisis y se centren en las cosas realmente importantes.

6. ¿Teletransporte, inventos para dejar de fumar, eliminador de atascos, helados con gusto a jamón...? Son muchas las posibilidades, pero sigo pensando que hay que invertir para desarrollar el "sueñador".

Y ustedes ¿tenéis alguna propuesta para arreglar la Tierra?

¡Chaito y sed buenos, si podéis!

3 divagaciones mentales:

Luz de Gas dijo...

Teletransporte ya

KAZ dijo...

No, no hay como la cocina de la madre, ni por asomo.

Jaja, y yo odio usar paraguas, más cuando hay una llovizna pequeña que te moja en la cara y dicho invento no sirve para nada.

Saludos ;)

Mastropiero dijo...

A luz de gas: Todo a su tiempo amigo, todo a su tiempo :_)

A kaz: Bienvenido de nuevo. Las madres tienen ese punto, que hasta si se les quema la comida está buena. Y no me hables de los paraguas que por aquí anda lloviendo.

¡Hasta otra!