lunes, 8 de septiembre de 2008

ZP: Zolo palabrería

Que síiii, que estamos en crisis, que eso lo sabe ya todo el mundo. Si hasta la Duquesa de Alba ha tenido que cancelar su inminente boda porque no le llega ni para el banquete, y la pobre no se quería arriesgar, que siempre hay gente que entrega los sobres vacíos.

El caso es que por mucha crisis que tengamos encima, ZP no quiere dejar de lado sus políticas sociales. ¡Que se note que somos un país de primera!

¿Que con las pensiones nuestros mayores no les llega ni para comprarle una bolsa de "jaspitos" a sus nietos? Se suben las pensiones mínimas para que no falten las chucherías para sus más pequeños, las tardes de bingo, y una pelota nueva para jugar a la petanca. El problema es que con esta medida los ancianos dejan de poder percibir otras ayudas (con lo que al final ganan menos dinero), y siguen sin poder llegar a fin de mes.

¿Que existen multitud de personas a cargo de seres queridos que por una enfermedad no se pueden valer por sí mismos y no tienen vida propia, es más no tienen tiempo ni para intentar superar el Record Guiness del Cubo de Rubik? Se saca la Ley de Dependencia para que con servicios y compensaciones económicas todo el mundo pueda pulverizar los récords más estúpidos en su extenso tiempo libre. El problema es que se ponen todas la trabas posibles para ignorar y atrasar la resolución de las solicitudes.

¿Que el tema de la vivienda está cada día peor y que nuestros jóvenes no se pueden independizar de sus padres hasta por lo menos que termine la serie Arrayán (si es que alguna vez termina)? Se aprueban las ayudas de Vivienda Joven para que los niños de casi 30 tacos se vayan por fin de casa y dejen a sus padres ver tranquilos "Cuentame cómo pasó". El problema es que se pasan odiseas para solicitar, esperar el trámite y sobre todo cobrar las ayudas, por las que encima el alquiler de los pisos se ha encarecido. Todo esto sin contar que misteriosamente ha desaparecido la página donde se podían tramitar y consultar las ayudas (al menos en Andalucía).

¿Que las familias no llegan a fin de mes y que las hipotecas siguen subiendo de forma que la morosidad está haciendo de oro al Cofidis y al Cobrador de Frac? Se devuelven 400€ del IRPF para nadie tenga problemas de liquidez y pueda tener sus caprichitos, como comprar por fin esos calcetines nuevos sin agujeros. El problema es que todos aquellos que trabajen sin contrato, los pensionistas, los becarios, etc. no verán ni un euro (o duro como se decía antiguamente)

Si ya lo decía el refrán, ¡no es de oro todo lo que reluce!

¡Chaito y sed buenos, si podéis!

2 divagaciones mentales:

Anónimo dijo...

Así me gusta, que si se reparte se haga para todos lados...

Mastropiero dijo...

A anónimo: Es que donde las dan las toman. Saludos!