martes, 16 de diciembre de 2008

Don ERE que ERE

Qué de tiempos ¿verdad? Don Paco Martinez Soria dando la tabarra a un banco por 257 pesetas. Prácticamente igual que ahora, aunque hoy son los bancos los que dan por culo por todo: comisiones, hipotecas, préstamos...Menos mal que de vez en cuando nos encontramos con buenas noticias, como el caso Madoff, con el que muchos bancos han recibido de su propia medicina.

Gracias a la crisis estamos aprendiendo muchísimo vocabulario que es muy útil; por ejemplo "ERE". Si creéis que ere es la letrita "r" cuando va sola, estáis muy confundidos. Un ERE es un Expediente de Regulación de Empleo; o lo que es lo mismo, una formalidad para echar poco a poco a los empleados a la calle ahorrando en indemnizaciones; así la empresa puede seguir ganando lo mismo. Deben de ser fabulosos, porque casi todos los días hay uno.

Otra palabreja de moda es "recesión", que muchos madrilistas creen que es echar a Schuster 2 veces. Nada más allá, recesión es en pocas palabras un decrecimiento continuado de la actividad económica durante unos meses. Algo así como mi cuenta bancaria, que va decreciendo todos los meses.

Después está la "Burbuja inmobiliaria", que no es una pompa de jabón enorme ni el nombre de una inmobiliaria con paredes de champú. Al parecer la burbuja se da cuando sube rápidamente el valor de las casas hasta ser exagerados e inaccesibles en relación a los ingresos y al valor real del inmueble. Vamos, que se paga más por la cara bonita de constructores, inmobiliarias, tasadores, bancos, etc.,

El único problema de aprender este nuevo vocabulario es que se pueden olvidar algunos de los eufemismos que teníamos a diario en los medios hace unos meses; como por ejemplo "desaceleración económica", "debilidades económicas", "crecimiento negativo" o "falta de liquidez". Las cosas de llamar "angosturas puntuales en articulaciones estratégicas del viario" a un simple atasco en la SE-30.

¡Chaito y sed buenos, si podéis!

2 divagaciones mentales:

Luz de Gas dijo...

Y lo que ganan los bancos con las hipotecas, es tremendo.

Le pueden cambiar el nombre pero el Cola-Cao siempre será el Cola-Cao.

Gracias por estar el sábado ahí.

Mastropiero dijo...

A Luz de gas: Bonita experiencia radiofónica (aunque no pude escucharla entera) Espero que la repitas. Saludos