viernes, 20 de febrero de 2009

Hijoputa

Hay que ver lo deshonrada que está la palabra "hijoputa", con todas sus variantes: Hijo de punta, joputa, híoputa, etc. Y la verdad es que no lo entiendo, es una de las expresiones más comunes y usadas, con una historia tan vieja como nuestra literatura.

Cierto es que es un insulto definitivo y una expresión que va más allá de la honra del insultado, por lo que por general suele ser bastante injusto; en estos casos es más práctico utilizar otros improperios casi igual de eficaces: Miserable, gilipollas, majadero, tonto del culo, y otras tantas ofensas que nos ofrece el rico lenguaje castellano.

El caso es que el uso de hijoputa ha cambiado mucho con los tiempos. Su significado literal es algo así como "descendiente de prostituta", lo cual es carente de su verdadero significado, que como indica la Frikipedia es algo así como "el maldito cabrón de mierda, que basa su existencia en joder a los demás sin motivo aparente y sin que éstos hayan hecho nada para merecer las guarradas de este individuo".

Actualmente, la expresión hijoputa se ha vaciado totalmente de contenido y necesita de un contexto para reconstruir su significado; así "ese hijoputa me está tocando los huevos" indica claramente un matiz negativo, "Juanito es un máquina, el hijoputa" marca una habilidad positiva, o "Nos vemos, hijoputa" denota un simple saludo.

Es una pena y una injusticia el maltrato que hemos hecho con esta expresión, ya que para ser un verdadero hijoputa hay que nacer con ello y moldearlo con la vida, considerarlo como una vocación, casi un oficio; por lo que pocos pueden ser considerados auténticos hijoputas. Eso sí, quienes lo consiguen forman parte de la Historia. Los pardillos que no llegan al nivel de hijoputas deben conformarse con la mitad del camino, para regocijo de sus interlocutores.

Desde aquí hago un llamamiento para el correcto uso de este expresión tan rica como es hijoputa.

¡Chaito y sed buenos si podéis, hijoputas! ;)

PD: Espero no haber ofendido a nadie.

domingo, 15 de febrero de 2009

Primero

Según la RAE, "primero":

· Dicho de una persona o de una cosa: Que precede a las demás de su especie en orden, tiempo, lugar, situación, clase o jerarquía.
· Excelente, grande y que sobresale y excede a otros.
· Sobresaliente en su línea


¡Enhorabuena compañeros!



PD: No os canséis de darle al play, es gratis.

sábado, 14 de febrero de 2009

El día del Corte Inglés

Ni cena romántica a la luz de las velas, ni ramos de flores, ni osos amorosos llenos de bombones...que no, que no le veo sentido a San Valentín por ningún sitio; bueno, si tuviera un tienda de bombones (que los pobre sólo hacen negocio en Navidad), o una floristería (cuyo mayor índice de ventas es en tosanto) o un restaurante (que con la crisis la gente prefiere tasquillas de tapas y cervezas)

Es como si a partir de ahora el 6 de Septiembre fuera San Cipriano, el día del los zurdos; ea, todo el mundo a felicitar a los zurdos y a comprarles cosas (necesitaríamos algo parecido al "Zurditorium" de Ned Flanders). O por ejemplo, el 25 de Enero San Evaristo, el día de los daltónicos, el día en el que para celebrarlo, los semáforos tienen los colores cambiados. El 1 de Julio San Son (no me he resistido a poner este chiste tan malo), el día de los dixélicos (otro chiste penoso, perdonarme), todo el mundo a hablar cambiando las sílabas de lugar.

Pues con S. Valentín pasa algo parecido, por huevos hay que ser románticos, intentar copiar patosamente a Bécquer (no es el príncipe de las galletas, ese es Beckelar) u realizar otras tantas acciones románticas que cualquier día no haríamos.

Yo prefiero recibir un beso furtivo cualquier día, preparar un cena tras un duro día de trabajo y compartirla con mi medio tomate, tirarme un domingo de invierno en el sofá y ver una película arropados con una manta, o pasarme las horas hablando de nada en concreto una tarde de primavera compartiendo una cerveza.

...

- Ea, ya la has cagado.

- Pero, ¿cómo te atreves a interrumpirme?

- A ver, es que no me he podido resistir. Con lo bien que habías empezado, con su puntito de humor y crítica, pero ahora vas y ¿te pones sentimental?

- Vamos a ver, hay que dar un poquito de todo: humor, crítica, amor, romanticismo...Pero bueno, ¿yo qué hago dándote explicaciones?

- Hombre, si vas a escribir esta entrada tendré que dar al menos mi opinión, ¿no? que para eso voy a ser quien la lleve.

- Encima que te actualizo, con la bronca que me echaste el otro día...Además yo soy el autor y pongo lo que me da la gana.

- Si me parece muy bien que escribas de nuevo, pero...

- Pero nada, esto es lo que hay. O que pasa, como no tienes nadie con quien compartir la vida, como estás solo te molesta que me ponga un poco sentimental, ¿verdad?

- Ahí me has dao..

martes, 10 de febrero de 2009

Discutiendo

- ¡Illooo, Eeeeeh! ¿Hay alguien? Shh, shh,shh...¿Dónde se meterá este tío? Después querrá que la gente entre y deje comentarios. Si es que me tiene abandonado...¡Tú, capullo, ¿me quieres echar cuenta?!

- Eh, sin insultos, que yo no te he faltado al respeto. ¿A qué vienen esas voces?

- ¿Que no me has faltado al respeto? ¿Pero te parece bonito? Si es que ya me lo dijo mi madre, "ten cuidado con el bloguer que te toque, que son todos iguales. A la primera de cambio de tejan por otro"

- ¿Pero qué mosca te ha picado? Con lo tranquilo que yo estaba.

- ¿A que te doy?

- Tranquilidad en las masas, que la violencia no conduce a nada.

- Conduce a quedarme más ancho que largo. A ver, ¿dónde te metes? Me tienes abandonado.

- Arza, ¿eso es lo que te pasa? ¡Tú tranquilo , hombre! Es que estoy más liado que con un pijama de pelito en unas sábanas de franela. Entre el trabajo, los carnavales, etc. no tengo tiempo de na. Me comprendes, ¿no?

- Pues no. No me hace ni pizca de gracia. No me puedes tener a base de 1 post a la semana, y mucho menos con traducciones libres de esas (que no les hace gracia ni al tato) o con frases celebres de relleno.

- Ya lo se. Pero tú no te preocupes que en cuanto pasen los carnavales te dedicaré más tiempo.

- A ver si es verdad, porque si no...

- ¿Me estas amenazando?

- Que noooo, sólo digo que me eches más cuenta...Bueno, cuentame algo.

- Pero qué quieres que te cuente.

- No sé, tú eres quien ve mundo, quien se divierte por ahí mientras yo espero aquí sólo y aburrido, a base de 50 o 60 pestosas visitas al día.

- No digas tonterías y no te metas con las visitas que son las que te dan vida. Además, seguro que te lo pasas en grande.

- ¡Uy sí! Chachipiruli. Ayer salí de marcha con una cuenta de Twitter y otra del Tuenti

- La fina ironía no es uno de tus fuertes...

- Pero mis puños sí.

- Otra vez con la violencia.

- Otra vez tocando los cojones.

- Oye, ¡no seas mal hablado! Que voy a tener que poner el filtro de contenido para mayores.

- Total, para quien entra aquí...Lo que tienes que hacer es poner tías en pelotas, ya verás como suben las visitas como la espuma.

- Anda déjate de tonterías...Hablando de espuma, te invito a una cerveza y así se te bajan los malos humos.

- Bueno, pero no creas que por eso se me va a pasar el enfado...

- Vaaleee

miércoles, 4 de febrero de 2009

Estoy en solidaridad con los otros dos millones

Así rezaba uno de los pasodobles de los Yesterday, aquella chirigota que Juan Carlos Aragón sacó allá por 1999. Y es que en esa época este hombre hacía carnaval, no como ahora; ya que hoy en día Aragón es a la comparsa lo que el reggaeton a la música.

Er totá, que a estos hippies no les preocupaba mucho el paro, que por aquellos entonces rondaba los 2 millones de personas. Actualmente la cifra va por 3 millones y pico, y ya hay lenguas que vaticinan que llegaremos a los 4 antes de fin de año.

La cosa está chunga y, como se suele decir, peor que se va a poner; así que deberíamos olvidarnos de todos los problemas que nos rodean y aprovechar al máximo este mes tan especial; y es que desde siempre, Febrero (con mayúsculas, por supuesto) se permite el lujo de tomar las calles con permisividad y descontrol, satiriza al poder y al dinero, se ríe de lo serio, olvida las tristezas y las penas, da pié a fantasías y locuras, trae la libertad al pueblo y brinda la posibilidad de ser lo que cada uno quiera.

Esperemos que Don Carnal recuerde esos tiempos pasados donde nos acogía en su regazo y nos hacía disfrutar de unos carnestolentas divertidas y locas; poniendo a cada uno en su sitio, aunque fuera por un corto periodo de tiempo. Porque hoy en día parece que Doña Cuaresma ganó hace mucho la batalla de la cruda realidad para siempre.

¡Chaito y sed buenos, si podéis!