miércoles, 4 de febrero de 2009

Estoy en solidaridad con los otros dos millones

Así rezaba uno de los pasodobles de los Yesterday, aquella chirigota que Juan Carlos Aragón sacó allá por 1999. Y es que en esa época este hombre hacía carnaval, no como ahora; ya que hoy en día Aragón es a la comparsa lo que el reggaeton a la música.

Er totá, que a estos hippies no les preocupaba mucho el paro, que por aquellos entonces rondaba los 2 millones de personas. Actualmente la cifra va por 3 millones y pico, y ya hay lenguas que vaticinan que llegaremos a los 4 antes de fin de año.

La cosa está chunga y, como se suele decir, peor que se va a poner; así que deberíamos olvidarnos de todos los problemas que nos rodean y aprovechar al máximo este mes tan especial; y es que desde siempre, Febrero (con mayúsculas, por supuesto) se permite el lujo de tomar las calles con permisividad y descontrol, satiriza al poder y al dinero, se ríe de lo serio, olvida las tristezas y las penas, da pié a fantasías y locuras, trae la libertad al pueblo y brinda la posibilidad de ser lo que cada uno quiera.

Esperemos que Don Carnal recuerde esos tiempos pasados donde nos acogía en su regazo y nos hacía disfrutar de unos carnestolentas divertidas y locas; poniendo a cada uno en su sitio, aunque fuera por un corto periodo de tiempo. Porque hoy en día parece que Doña Cuaresma ganó hace mucho la batalla de la cruda realidad para siempre.

¡Chaito y sed buenos, si podéis!

7 divagaciones mentales:

Luz de Gas dijo...

Muy bien dicho, la grabación está de arte

Mastropiero dijo...

A Luz de gas: Muchas gracias...a ve que paza xD

Luz de Gas dijo...

Muchas gracias por tu colaboración en el RadioBlog

Un abrazo

Mastropiero dijo...

A Luz de gas: No hay de qué...lástima que no pude escucharlo entero.

¡Saludos!

Lansbury dijo...

Ya somos 4 millones y aqui no a pasado na, rezaban Ska-p alla por finales de los 90 cuando yo aun iba al insti y no sabía ni que era la inflacion.

Mastropiero dijo...

Qué me vas a contar. Aun tengo que tener en algún cajón una cinta de "El vals del obrero" que ¡tenía que rebobinar con un boli bic!

¡Saludos y bienvenida!

Lansbury dijo...

Mastropiero jajaja si es cierto, porque en el walkman se gastaban muy pronto las pilas jajajajaj Dios que recuerdos