martes, 7 de abril de 2009

El cuerpo en un lao, la cabeza en otra parte

En estos momentos viene ni que al pelo la famosa frase del Gran Wyoming: La que está liando Zapatero. Nada más y nada menos que seis cambios ha hecho ZP en el Gobierno, y eso que estaba entretenido jugando con su nuevo-mejor-amigo (que diría Forrest Gum). Anda que si lo coge aburrido aquí en casa durante las vacaciones de Semana Santa la lía parda de verdad.

La noticia para los andaluces es que después de casi 20 años, Cháves (sin 'z') nos deja -esperen que me seque las lágrimas....ay que mal trago- Nada, de CABEZA al Gobierno, nunca mejor dicho. Y no se creáis que va como un don nadie, no: Vicepresidente tercero en materia Territorial. Casi ná.

Manolo (como le gusta que lo llamen, que él es un tío muy llano) ya le está dando vueltas a la CABEZA (así que imaginarse) y lo primero que ha hecho ha sido pedir un mapa con las divisiones territoriales de España en la papelería de enfrente de su casa. Ya en su antiguo despacho ha marcado las fronteras de las Comunidades Autónomas con un rotulador rojo Carioca, para que sea más fácil meterlas en la CABEZA.

Más dolor de CABEZA le ha dado su relevo en la Junta, había varios candidatos con posibilidades, pero al final a tomado una decisión un tanto controvertida; por eso para no cogerse las manos, ya ha elegido a un CABEZA de turco al que echar las culpas en caso de que la transición va malamente. El no es de bajar la CABEZA.

En sus primeras declaraciones ha indicado que su nuevo puesto no "se me subirá a la CABEZA", y que será la "misma persona de siempre, cercana al pueblo". Además ha indicado que "el asunto que le trae de CABEZA en estos momentos es tener la CABEZA en su sitio y andarse con pies de plomo las primeras semanas donde sus movimientos serán mirados con lupa".

Desde aquí le deseamos suerte en su nueva andadura, y que no pierda la CABEZA en el intento. No sería el mismo

1 divagaciones mentales:

Mastropiero dijo...

Por cierto, a modo de curiosidad, el título de la entrada se debe a la presentación de la chirigota del año 2000 "Los enterraores del siglo XX"