martes, 12 de mayo de 2009

En la palma de la mano

Ya comenté hace poco el problemilla que tuve con Vodafone y lo que conseguí por las "molestias" ocasionadas. Pues bien, con el par de días que he podido trastear el cacharrito me he dado cuenta del futuro tan prometedor que tenemos, ya no de la telefonía móvil, sino de las posibilidades y ayudas que podemos tener en el día a día gracias a estos aparatos.

No voy a entrar en las características del móvil en sí (muchos terminales de gama media-alta tienen parecidas o incluso superiores en algunos aspectos), ni en su diseño y/o usabilidad (con la que se obtiene una nueva experiencia de usuario); si no de la filosofía que hay tras el proyecto Android, el SO que le da vida, y las posibilidades casi infinitas que tiene.

Al estar basado en GNU/Linux y estándares abiertos, permite el desarrollo de aplicaciones por terceros, normalmente bajo una licencia de software libre y código fuente abierto. ¿Qué quiere esto decir? Pues que la comunidad que hay alrededor de Android (y seguramente una industria en el futuro muy próximo) es la que crea y hace evolucionar a mejor a las aplicaciones, basándose en las necesidades de los propios usuarios.

Por poner sólo un ejemplo que parece cosa de la Ciencia-Ficción, el móvil podría avisarnos al pasar por una frutería que debemos comprar plátanos porque ya no nos quedan en la nevera. Es más, podría indicarnos, de entre las fruterías más cercanas dónde están más baratos los plátanos. Interesante, ¿verdad?

Ya no es que podamos estar interconectados en cualquier lugar y en cualquier momento (esto existe desde hace ya mucho tiempo); si no que podemos tener en la palma de la mano un detector de metales, un entrenador personal cuando hacemos deporte, unas "páginas amarillas" a nuestra medida, la cartelera de los cines más cercanos, una consola portátil, un GPS totalmente configurable, un traductor entre muchísimos idiomas, una enciclopedia totalmente interactiva, un "caza-canciones"...y todo lo que se les vaya ocurriendo a los desarrolladores, sin contar con las opciones básicas como son la navegación web, hacer vídeos y fotos, acceso a las redes sociales, reproductores de música/video...e incluso ¡poder llamar por teléfono!

Y lo mejor de todo es que la mayor parte de estos programas son gratuitos, y los que son de pago no cuestan más que un paquete tabaco y tienen una calidad realmente buena. El único inconveniente es que es necesario de disponer de una buena conexión a Internet para poder disfrutar al máximo de todas las posibilidades, ya sea mediante Wifi (cada vez hay más sitios donde se dispone de una red abierta) o 3G (las tarifas planas de datos cada vez son más asequibles)

¡Chaito y sed buenos, si podéis!

4 divagaciones mentales:

Gustavo dijo...

Tu comentario me retrotrae a no hace muchos años atrás...1970...cuando mi padre me trajo de EEUU una calculadora manual(en esa época los operaciones se hacian con la regla de cálculo)era un ladrillo de grande y tenía unas pocos opciones mas que las 4 operaciones básicas...obviamente de moviles ni hablar...
Mi duda es con toda esta parafernalia de artilugios electrónicos...¿hemos mejorado nuestra calidad de vida?

Un abrazo

Mastropiero dijo...

A Gustavo: Pues no sé si hemos mejorado, pero si estos artilugios está ahí, a parte de que porque hay una tecnología que los soporta, es porque hay una marea de consumidores que los usa y los demanda, si no dejarían de estar en el mercado.

No sé, ¿ha mejorado nuestra calidad de vida el comprar la leche en el súper en vez de esperar a que llegue el lechero? ¿y por tener elementos de seguridad en los coches?...

¡Un saludo!

Gustavo dijo...

Estimado Mastropiero, la calidad de vida se ha deteriorado, y no lo digo yo sino la OMS, el stress o scuatro (algo de humor..aunque malo), es la enfermedad del siglo XXI.
No estoy en desacuerdo con el avance tecnológico, ya que gracias a la aportación de grandes genios vivimos en mejores condiciones, y las espectativas de vida aumentan, pero en relacion al original de tu blog creo que nos tratan de imponer una tecnología que incrementa el stress.

Para que tanta sofisticación...sabes para que...para estar cada vez mas aislados...mas solos...y creer que estos "monstruos" nos van ayudar a la interrelacion entre nosotros.

Y para terminar el auge de los blog es una demostracion de la necesidad de comunicacion que me parece excelente y no lo otro.

Como dato informativo, Henry Ford, no solo revolucionó el sistema productivo de las empresas (produccion en serie de coches).Sino algo mucho mas importante, que es la base de la actual economía mundial. HACER QUE LA GENTE TUVIERA NECESIDAD DE UN COCHE

Un abrazo

Mastropiero dijo...

A Gustavo: Imponer, imponer...cada uno es libre de utilizar o dejar de utilizar cada elemento tecnológico; cierto es que algunos jóvenes están aislados (hay verdaderos problemas en paises como Japón), pero el trasfondo es algo más complejo que el acceso a la tecnología (educación, atención de los padres...)

Lo que comentas de Henry Ford me ha recordado en cierta medida a esos "genios" que te mandan a la mierda que lo hacen tan bien que vas hasta a gusto :)

¡Saludos!