domingo, 28 de febrero de 2010

Soy Andaluz

Soy andaluz. Hablo andaluz, pienso en andaluz, sueño en andaluz...vivo en andaluz. Y es que el andaluz no es sólo un acento, es un idioma con todas las de la ley, un estilo de vida, un pensamiento especial. Es nuestra forma de ser.

Tenemos sangre judía, tartesa, musulmana, fenicia y griega...y hay quienes nos siguen viendo como estereotipos y tópicos paletos, y nos identifican con esa "España profunda" de cortijos de los señoritos, marqueses y duquesas. En Andalucía somos mucho más que subsidios, subvenciones, ayudas y enchufes para los amigos y familiares. Ya está bien de ser el chistes de los bares, que en nuestra tierra hay quienes trabajan más de doce horas al día, se sufre cuando nos acecha la lacra del paro, que por desgracia de conocemos más que nadie, y se lucha el pan de cada día.

Somos un pueblo trabajador, culto y preparado que, para envidia de muchos, sabemos vivir la vida. No renunciamos a estar en la calle, a echarnos la siesta o a ir a todas las fiestas que se nos pongan por delante, pero aun así somos responsables y constantes en nuestro trabajo, capaces de arrimar el hombro de sol a sol y luego tomarnos una copa con los amigos.

Y por si esto fuera poco, nos cimientan muchos siglos de historia, gracias a los cuales en el mundo se escucha nuestra música: Falla, Joaquín Sabina, Paco de Lucía, Lola Flores, Rocío Jurado, Camarón, Pasión Vega, Turina, Raphael...y muchísimos más. Se admiran nuestras letras: Góngora, Álvarez Quintero, Antonio Machado, Bécquer, Manuel Machado, Juan Ramón Jiménez, Alberti, Vicente Aleixandre, Federico García Lorca, Luis Cernuda...Se conoce a nuestros grandes pensadores: Séneca, Maimónides, Averroes, María Zambrano...El planeta se maravilla con nuestro arte: Velázquez, Picasso, Gonzalo Bilbao, Murillo, Julio Romero de Torres, ...Y cómo no, todos disfrutan con nuestra basta cultura más castiza: la Gastronomía, el Flamenco, la Tauromaquia, la Semana Santa, los Carnavales...

Sí, soy Andaluz.

martes, 2 de febrero de 2010

Sabias palabra del Yuyu sobre los anónimos cobardes

¡Ey tú!, ¡sí, sí, tú! ¡Tú que llevas cuernos por bandera, tú cobarde rastrero...que si hombre, te hablo a ti bazofia cibernética! Esta entrada va para ti; una interesante reflexión del Yuyu, que hago mía, sobre los comentarios anónimos y cagones que se puede leer esto días en algunos foros, blogs y webs:

Cuando el F.C Barcelona no funcionaba bien la afición y directiva lo achacaban a “l´entorn”, el entorno en castellano. El concurso del Falla no va bien y también es causa de “l´entorn”. El entorno en nuestro caso tiene forma de foros informáticos. El Foro fue un invento romano donde se reunía el Senado y discutía sobre asuntos públicos. El foro de hoy es una triste miseria donde tiene cabida todo tipo de bazofia informática. También hay gente seria, no crean, pero el daño que hace la escoria cibernética es enorme.

Como autores y componentes todos nos arriesgamos a sufrir críticas sobre lo que presentamos cada año, faltaría más. El problema es que esos comentarios son los menos. Esta año estoy pudiendo leer en varios foros de varios medios descalificaciones tales como “panda de maricones” a determinada comparsa; acusaciones nada veladas sobre tráfico de drogas de determinado autor y consumo de las mismas por parte de sus componentes; supuestas querellas contra otras agrupaciones por plagio; calificar de “asesino” a determinada persona, etc. Señores, esto clama al cielo. Esto merece un cerrojazo en toda ley y si luego se nos critica por “falta de libertad de expresión” pues seremos los más fachas de Europa y se acabó. Antes facha que gilipollas indefensos ante tanta basura. No me salgan con que los carnavaleros decimos lo que queremos; es verdad, pero lo firmamos con nombre y apellido y el que nos quiera denunciar sabe lo que tiene que poner en el nombre del denunciado. Los medios de comunicación tienen que hacer un examen de conciencia. No todo vale por tal de ser los más leídos.

Muchas veces, cuando uno lee todas estas cosas se pregunta en serio a sí mismo si merece la pena seguir navegando en medio de tantísima mierda. Yo ya he llegado a la conclusión de que no. Luego, cuando muchos de nosotros demos ese paso atrás, nos pedirán que reconsideremos la postura, como hacen ahora con Martínez Ares. Y la respuesta será que quienes tienen que reconsiderar su postura serán otros. Un futbolista me dijo hace tiempo que la entrada de un aficionado no le daba derecho a insultarlo. A criticarlo sí, lo que hiciera falta, pero faltarle al respeto jamás.

Pues así están las cosas en nuestro querido concurso. Algunos dejándonos media vida para agradar (otra cosa es que lo consigamos) y otros detrás de un monitor soltando los cuernos quemados que llevan dentro. Ya escribí sobre este tema el año pasado, pero lo de este clama al cielo y por eso repito. La mayoría de esa escoria no sabrá jamás lo que es la libertad de expresión. Para eso hay que tener una formación y un señorío que jamás tendrán. Os estáis cargando esto, queridos.



Sabias palabras de uno de los grandes.


PD: Por si sois tan tont@s como para escribir algún comentario, os espero con las puertas abiertas ;)