lunes, 5 de abril de 2010

La Banda del Taca Taca

La semana pasada saltaba la noticia: Cuatro jubilados alemanes de entre 60 y 80 años, secuestraron a su asesor financiero, lo encerraron en una casa y trataron de obligarlo a que transfiriera dos millones. Y es que no hay que tomarse a broma lo que pueden llegar a hacer las personas de avanzada edad. Sin ir más lejos, aquí en España tenemos uno de los grupos de ancianos más peligroso del mundo: La Banda de Taca-Taca. Sé que dando la siguiente información mi vida correrá peligro, pero es muy importante que todos los ciudadanos conozcan las mala artes que tienen estos sexagenarios macarras.

Su modus operandi varía de una ocasiones a otras, pero los Cuerpos del Estado están tras la pista de algunos de sus instrumentos criminales preferidos, que al parecer van desde bastones y boinas, hasta bolas de petanca y tirantes.

También son conocidos por sus argucias psicológicas, con las que intentan aturdir a sus interlocutores. Y es que son capaces de contarte lo mismo una y otra vez en muy pocos minutos, o de hacer como si se confundieran al llamarte haciéndolo con otro nombre que no es el tuyo.

Sus ataques físicos no se quedan atrás, y muchos son los que ya han sufrido el famoso "pellizco en los mofletes" al grito de "aaay que niño más lindo" o el no menos doloroso "saliva en las cejas para peinarlas", entre otras técnicas ofensivas.


Son muy peligrosos en el cara a cara, ya que intentan intimidar con historias sobre su juventud, donde por 2 reales se iba a al cine y todavía sobraba dinero para comprar chucherías, se trabajaba de sol a sol en el campo y no en una oficina con aire acondicionado, se tenía respeto por los mayores, se utilizaban varas de medir y no metros, etc. etc.

Por ahora no puedo dar más datos de este grupo organizado, del que no se conoce muy bien cuales son sus intenciones finales, quizás ¿dominar el mundo, poner de moda los pantalones por encima del ombligo?, no se sabe con exactitud, pero recuerden, si ven a algún miembro de la Banda del Taca-Taca desconfíe de su apacible aspecto inofensivo.

¡Chaito y se buenos, si podéis!

PD: Con todo el cariño hacia nuestros mayores ;)

0 divagaciones mentales: